DOMINO - Domino lanza una nueva solución para aplicaciones farmacéuticas - Handling&Storage

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

DOMINO - Domino lanza una nueva solución para aplicaciones farmacéuticas

 
 
Domino lanza una nueva solución
para aplicaciones farmacéuticas
 
Domino Printing Sciences (Domino) anuncia el lanzamiento de la nueva K600G, una innovadora solución de impresión digital sobre bobinas y láminas de blíster para la serialización de productos en aplicaciones farmacéuticas. 
La K600G es una solución vanguardista de impresión digital de alta resolución desarrollada en colaboración con Gallarus, una empresa dedicada a la innovación del sector farmacéutico, y con la participación de SeaVision, expertos del sector farmacéutico. El resultado de esta fructífera cooperación entre líderes del mercado de la impresión digital y expertos del sector farmacéutico, la K600G, promete satisfacer las necesidades de los fabricantes de productos farmacéuticos de aquí en adelante.
“Durante los últimos dos años, la serialización de envases se ha convertido en un requisito internacional en el sector farmacéutico”, señala Craig Stobie, Director of Global Sector Development de Domino. “En el futuro, es probable que la serialización de las dosis individuales de un blíster se convierta en la nueva norma, con el fin de mejorar aún más la seguridad del paciente y reducir los errores médicos”.
“La K600G se ha desarrollado con el fin de proporcionar a los fabricantes una solución in situ para la impresión de datos variables, que incluye la codificación a nivel de artículo, para atender estos requisitos futuros”, prosigue. 
El uso de la tecnología de impresión digital para personalizar los envases de los productos en las cadenas de fabricación aporta un grado de agilidad que permite a los fabricantes de productos farmacéuticos reaccionar con más facilidad a los cambios legislativos o a las variaciones en los requisitos del etiquetado de productos, ya que reduce la dependencia de los proveedores de envases externos.
La nueva K600G incorpora una variedad de prestaciones que se han desarrollado para distintos tipos de instalaciones, incluida la codificación de blísteres sellados fuera de línea, junto a la línea o sobre la línea para la impresión directa en blísteres formados, y una versión integrada en la línea concebida para satisfacer las necesidades de los OEM. 
“La impresión digital y las cadenas de suministro flexibles están empezando a jugar un papel cada vez más importante en la fabricación de productos farmacéuticos, por eso la K600G es una inversión necesaria a fin de seguir el ritmo de la legislación y las tendencias del mercado en el futuro”, declara Volker Watzke, EU Medical Devices Sector Manager en Domino.
“Como clientes de Domino, los fabricantes de productos farmacéuticos que usan la solución K600G tienen el beneficio adicional de contar con nuestros expertos mundiales, siempre dispuestos a apoyarles cuando nos necesitan”, añade. “Queremos garantizar que nuestros clientes tengan el control de sus líneas en todo momento”.
En lo que se refiere a rendimiento de impresión, la K600G logra impresiones fiables y de alta calidad en una gran variedad de sustratos; el módulo de impresión tiene una resolución nativa de 600 dpi y una excelente capacidad de escala de grises. La impresora, basada en la tecnología inkjet piezoeléctrica DOD (Drop-On-Demand) de Domino, también es capaz de crear imágenes con varios tamaños diferentes de gota, lo que mejora la calidad de la imagen y confiere a los fabricantes mayor control sobre su consumo de tinta. 
“En la fabricación de productos farmacéuticos, la calidad del código y la legibilidad son factores fundamentales, y, debido al coste del tiempo de inactividad no planificado, también es crucial que las máquinas sigan funcionando con un rendimiento óptimo”, afirma Bart Vansteenkiste, Global Sector Manager - Life Sciences de Domino. “La K600G se ha desarrollado teniendo en mente este nivel de fiabilidad y durabilidad, y con sistemas de mantenimiento automatizados que reducen la intervención del operario y mantienen el funcionamiento del equipo con un rendimiento óptimo”. 
Con el fin de lograr los máximos niveles de eficiencia, el sistema también se puede suministrar con un software de IA único que recopila y analiza los datos de fábrica y aprende de ellos para ofrecer soluciones de fabricación inteligente.
“Con la K600G, hemos combinado los principios esenciales de la Industria 4.0 con el fin de proporcionar una solución que aborde las dificultades de producción y del entorno del sector farmacéutico, en constante evolución, que afrontan los fabricantes de productos farmacéuticos”, señala John McKeon, CEO de Gallarus. “La nueva solución ofrece beneficios exponenciales en forma de rentabilidad de la inversión, ahorro de costes, mejora de la calidad y eficiencias de OEE”.
La K600G es capaz de imprimir a velocidades de hasta 75 metros por minuto, y los anchos de impresión varían de un solo módulo de impresión, que produce un área de imagen de 108 mm, hasta siete módulos de impresión con un ancho combinado de 782 mm. El micromotor inteligente i-Tech StitchLink proporciona una alineación precisa del cabezal de impresión y realizar stitching de imágenes para conseguir una impresión perfecta en toda la anchura de impresión de la bobina.
La K600G, con su revolucionaria unidad i-Tech CleanCap, cuando no está en funcionamiento, limpia los cabezales de impresión y los deja preparados para el siguiente uso. Esto elimina la necesidad de la limpieza diaria de los cabezales de impresión, evita bloqueos y daños en los cabezales de impresión y reduce la necesidad de mantenimiento. El sistema i-Tech ActiFlow asegura que la tinta siempre se mueve alrededor del cabezal de impresión. Ayuda a desgasificar la tinta, evitando la formación de burbujas de aire que pueden afectar al rendimiento de la boquilla, y a disminuir el riesgo de rechazos del producto. 
“Cuando comenzamos a desarrollar la K600G, queríamos crear una solución con garantía de futuro que cumpliera las necesidades actuales de los fabricantes de productos farmacéuticos y les permitiera adaptarse con más facilidad a las tendencias cambiantes del mercado y a los requisitos normativos”, declara Watzke. “El resultado es una solución resistente y fiable que ayuda a garantizar el cumplimiento y la seguridad del paciente, al mismo tiempo que permite a los fabricantes seguir siendo ágiles”.
“Cuando se trata de los fabricantes de productos farmacéuticos, la K600G es la solución preferente, ahora y en el futuro”, concluye.
 

 
 
 
Regreso al contenido | Regreso al menu principal