FRONIUS - Cumplimiento de todos los estándares de seguridad de carga de baterías - Handling&Storage

Vaya al Contenido

FRONIUS - Cumplimiento de todos los estándares de seguridad de carga de baterías

Cumplimiento de todos los estándares
de seguridad de carga de baterías

La cervecería Ottakringer utiliza tecnología de carga de baterías Fronius.

Ottakringer es la cervecería más antigua de Viena, y su cerveza es conocida más allá de los límites de la ciudad. Además de la más alta calidad, la marca destaca por una oferta muy variada de sabores, con más de 20 tipos de cerveza. La cerveza se elabora en el corazón de la capital austriaca. Para garantizar el correcto desarrollo de los procesos, Ottakringer apuesta por vehículos industriales eléctricos y por la tecnología de carga y la experiencia de Fronius. A la hora de elegir el equipamiento de la nueva estación de carga para las carretillas elevadoras, se tuvieron en cuenta 2 aspectos fundamentales: la estación debía cumplir con las normas de seguridad actuales y, por otro lado, aumentar la eficiencia energética. Fronius ha suministrado 12 cargadores de batería Selectiva.
Cada año, más de 540.000 hectolitros de cerveza salen de los depósitos de la cervecería Ottakringer en Viena, incluyendo variedades clásicas como cerveza rubia o negra, así como de tipo Helles o Dunkles. Algunos clientes también se sienten atraídos por sabores sorprendentes como Mango Splash, Limón & Menta o la cerveza de festivales Ottarocker. En los meses más cálidos, los empleados trabajan en tres turnos para poder atender la alta demanda de cerveza. La cerveza se vende principalmente en lata, suponiendo este formato un 80 % del volumen de ventas. Ottakringer fue fundada en 1837 en Viena. Esta mediana empresa familiar es la última gran cervecería vienesa y, con una cuota de mercado del 6%, es también una de las pocas cervecerías independientes grandes que quedan en Austria. En la actualidad, Ottakringer da trabajo a unas 150 personas y genera un volumen de ventas anual de 81 millones de euros. Los clientes aprecian no solo los más de veinte tipos de cerveza diferentes que elabora esta cervecería, sino también los eventos que se celebran eventos en sus instalaciones. Con más de 200.000 visitantes y 5.000 eventos al año, este concepto se ha convertido en una característica esencial de la vida de la ciudad vienesa.

Nueva estación de carga: según los estándares y con la tecnología más innovadora

En temporada alta se cargan hasta 60 camiones con cerveza envasada en Viena. La superficie de almacenamiento cubierta es de 10.000 metros cuadrados. Se requieren unos procesos logísticos que funcionen a la perfección para garantizar que los repartos lleguen a tiempo a los clientes. Para transportar las paletas con latas de cerveza de la manera más eficiente de A B, Ottakringer dispone de 12 vehículos industriales eléctricos de la marca STILL. Cuando tuvieron que escoger la tecnología de carga, los responsables de Ottakringer se decidieron rápidamente por las soluciones Fronius. En el pasado, Ottakringer ya había tenido buenas experiencias con el especialista austriaco en carga de baterías: su filial Trinkservice GmbH, especializada en servicios de almacenamiento y transporte, fue equipada por Ottakringer con los cargadores Fronius durante el verano de 2015. Por tanto, la decisión a favor de Fronius en este caso tampoco ha sido difícil. En las instalaciones de Ottakringer funcionan 12 equipos Selectiva desde 2017. No obstante, era necesario cumplir de antemano con altos estándares en el equipamiento de la estación de carga. "Para nosotros era muy importante que la nueva estación de carga cumpliera todos los estándares", explica Lukas Gröbl, director de proyecto de Ottakringer. "Por eso buscamos un proveedor de tecnología de carga de baterías que no solo destacara por su tecnología, sino que también nos ofreciera asesoramiento y ayuda con las normas de seguridad. Y Fronius nos convenció en todos los aspectos".
Por ejemplo, en un entorno seco, libre de heladas y frío, se exige suficiente ventilación y las medidas necesarias para prevención de incendios y explosiones. Además, se deben cumplir las distancias mínimas entre los distintos puestos de carga y los cargadores y mantener una distancia segura con las zonas de almacén sujetas a peligro de incendios y explosiones. Por último, se deben utilizar inscripciones y símbolos de seguridad, como son los signos de indicación, aviso y prohibición. Fronius ha concebido la estación de carga de Ottakringer para que cumpla con todos los criterios de la certificación TÜV. Además del robusto y aislante recubrimiento del suelo que desvía la carga eléctrica, las marcas y el cumplimiento de las distancias mínimas, el especialista ha posicionado la estación de carga en un sitio accesible y con una ventilación ideal.

La función Start/Stop minimiza el riesgo de explosión

Una función importante para la seguridad de toda la estación es el mecanismo externo de arranque y parada de los cargadores. Gracias a esta funcionalidad, los empleados de Ottakringer pueden enchufar y desenchufar las carretillas elevadoras de forma muy sencilla y sin tener que realizar ningún ajuste en el equipo. La función start/stop evita, además, con su contacto piloto en el enchufe de carga, que se produzcan chispas si un empleado interrumpe el proceso de carga por sacar el conector antes del tiempo. De este modo, se elimina prácticamente el peligro originado por explosiones debidas al gas detonante generado durante la carga. Gröbl continua: "Antes nuestros cargadores se distribuían por toda la planta. Hoy tenemos una sola estación de carga para que los empleados carguen las carretillas elevadoras durante la noche. Esto supone un enorme ahorro de espacio y nos permite hacer un mejor uso de esta superficie de almacenamiento adicional".
Además, los nuevos equipos Selectiva disponen del proceso de carga Ri. Mientras que los procedimientos de carga convencionales siguen una curva característica fija, la solución de Fronius tiene en cuenta la antigüedad, la temperatura y el estado de la batería. De este modo, los empleados pueden cargar baterías con diferentes tensiones y capacidades, y siempre con una curva personalizada. Los equipos miden automáticamente la resistencia interior (Ri) de la batería conectada y adaptan la curva de carga en consecuencia. Así no se produce prácticamente ninguna sobrecarga, y las baterías se cargan de forma más suave y económica. Además, esta nueva tecnología alarga la vida útil de las baterías de tracción, reduce el consumo de energía y la emisión de CO2, y optimiza, a la vez, la disponibilidad de la flota de carretillas elevadoras.

Ampliación de la estación con tecnología de carga

Lucas Gröbl se muestra especialmente satisfecho con la puesta en servicio de la nueva estación. "El montaje de la instalación se ha llevado a cabo en un solo día y sin interrupciones en el trabajo diario habitual. Además, el manejo de los equipos es muy sencillo. Después de una breve explicación, nuestros empleados han empezado a trabajar sin problema con la nueva tecnología". Y si hubiera algún problema, Fronius acude rápidamente a sus instalaciones. Por otro lado, la estación cumple todas las normas y requisitos de seguridad y cuenta con certificado TÜV. En Ottakringer ya están planificando la siguiente ampliación: "Para una mejor disponibilidad de nuestra flota, tenemos intención de utilizar en el futuro baterías de respaldo", describe Gröbl la situación. "Cuando llegue el momento, volveremos a confiar en la tecnología de carga de Fronius".


Regreso al contenido