NEBEXT - Retos del talento intralogístico ante la robotización - Handling&Storage

Vaya al Contenido

NEBEXT - Retos del talento intralogístico ante la robotización

Marina Uceda Núñez, Event Manager en NEBEXT. Premio ADMIRA 2017

Retos del talento intralogístico ante la robotización

El miedo a que los robots y la automatización provoque la desaparición de los puestos de trabajo de muchos empleados es un tema de debate hoy en día. Y afecta tanto a la logística como a todos los sectores productivos de cualquier economía. Actualmente hay 1,63 millones de robots funcionando en todo el planeta, situándose Corea del Sur, Singapur, Japón y Alemania como los países con mayor densidad de robots. Aplicado a la logística, se estima que el volumen global del mercado de la robótica se multiplicará por diez el próximo año. Sin embargo, la realidad no es que la robotización ponga en peligro los actuales puestos de trabajo, sino que hay escasez de talento cualificado para afrontar estos nuevos retos.  
El fuerte impulso del e-commerce ha provocado que el sector logístico no pare de crecer. En 2018, el 54,1% de las empresas del sector aumentaron su plantilla. Esto se explica por la internacionalización de las empresas, la apertura de nuevos mercados, la digitalización del sector y el desarrollo de plataformas logísticas intermodales. Según la Encuesta de Población Activa, unas 969.000 personas trabajan en el sector del transporte y la logística, lo que supone un 5% del empleo total. De este modo, uno de cada veinte trabajadores en España desarrolla su actividad en este ámbito.
Aun así, los estudios ponen en relieve que uno de los retos más inmediatos e importantes del sector logístico es encontrar y retener mano de obra cualificada. El cambio en las habilidades requeridas es uno de los factores que explica la escasez de talento en la logística. En la actualidad se requieren perfiles con experiencia tanto operacional como estratégica, así como con competencias analíticas. Una combinación difícil de encontrar para la mayoría de las empresas. Además, asistimos a un envejecimiento de la fuerza laboral y a una falta de medidas por parte de las compañías para retener su talento. De hecho, en los trabajos ligados a la cadena de suministro, la rotación de los empleados es excesivamente alta, situándose alrededor de un 29%. Esta situación afecta a la mayoría de los puestos que intervienen en la cadena de suministro de cualquier empresa, ya que la irrupción de la automatización industrial llega a todos los procesos, desde el almacén, software, transporte…
¿Pero por qué nos encontramos con falta de trabajadores y a la vez con el miedo de que los robots sustituyan a los empleados? Ya se empieza a hablar de camiones autónomos sin conductor, lo que ha generado temor entre los conductores. O del uso de drones para ofrecer un servicio de envío rápido y a menor coste en el caso de paquetes poco pesados, como el que ha presentado recientemente Amazon. También el caso de DHL, que su departamento de Supply Chain realiza el inventario mediante el uso de drones en algunos centros logísticos de España, lo que le ha permitido reducir los costes un 15% en el proceso de inventario.
Según el Foro Económico Mundial, para 2020 desaparecerán 5 millones de puestos de trabajo en las 15 economías más desarrolladas del mundo por causa de innovaciones como la robótica y la inteligencia artificial. Pero no es cierto que desaparezcan, sino que hay un trasvase de puestos de trabajo rutinarios y fácilmente automatizables por nuevas posiciones con mayor valor añadido en la empresa. Es por ello que la consultora tecnológica Metra Martech asegura que los robots han sido responsables de la creación de al menos 8 millones de empleos, a los que se sumarán un millón más en los próximos años.
La idea es acabar con estos temores y demostrar que la tecnología ayuda a mejorar la productividad de las empresas y no debe afectar a los puestos de trabajo, siempre que se encuentre un equilibrio en su integración. En muchas ocasiones, las personas nos mostramos reacias al cambio. Pero el actual contexto de transformación tecnológica y digital nos obliga a adaptarnos para poder beneficiarnos de dichos cambios. El objetivo de la robótica y de la inteligencia artificial es actuar de asistentes de los humanos para las tareas más rutinarias y peligrosas, o para funciones en las que están mejor preparados que nosotros, como el análisis de ingentes volúmenes de información. Los robots son altamente efectivos en la realización de tareas repetitivas, lo que permite que las personas puedan centrarse en tareas de mayor responsabilidad y de toma de decisiones. Es por ello por lo que la tecnología no supondrá la pérdida del puesto de trabajo de las personas, sino que generará un cambio de las profesiones como las conocemos actualmente y mejorará su calidad.
Nuevas ocupaciones y perfiles profesionales ligados a todas las nuevas tecnologías e innovaciones ya se están empezando a aplicar en el camino hacia los almacenes automatizados y la intralogística 4.0. En este sentido, nos encontramos con plantas que hacen uso de la automatización y la robótica para optimizar las afluencias de trabajo, o del IoT, que permite la interconexión de todos los activos que forman parte de la cadena de suministro. Así, por ejemplo, se puede controlar en tiempo real el trayecto de los productos o conocer las mejores rutas para llegar a un destino. Gracias al Big Data se puede recoger toda la información que se genera a lo largo de la cadena de suministro, ayudando a mejorar la eficiencia de los procesos, distribuir los productos de manera más ágil o hacer un seguimiento de las mercancías y las máquinas. Además de organizar la logística de una empresa mediante la gestión y administración de todos los procesos con el software ERP, que permite reducir costes directos de inventario y tecnológicos, mejorar la satisfacción del cliente o controlar el pedido y hacer que llegue puntual.
Soluciones y aplicaciones tecnológicas que ya están revolucionando el sector logístico y que se debatirán en el European Intralogístics Summit 2020, celebrado en el marco de PICK & PACK. Y es que disponer de una intralogística inteligente es vital para cualquier empresa que quiera aumentar su productividad y rentabilidad. Porque en esta nueva situación de transformación del sector, las empresas que no sean capaces de adaptarse rápidamente a los cambios, apostar por la innovación, captar y retener el nuevo talento que demanda la industria, tendrán mayores dificultades para diferenciarse y ser competitivos en un mercado cada vez más exigente.  

Regreso al contenido